Hola a tod@s!!!

Cuando te dedicas casi en exclusiva a la danza, sufres de manera constante pequeñas lesiones que, por descuido o por accidente, nos es imposible evitar. Entre las más comunes se encuentran las tendinitis y las roturas fibrilares.

Las primeras, son muy molestas, dolorosas y difíciles de curar. Tardan muchísimo tiempo, y por lo general nos recetan antiinflamatorios e incluso relajantes musculares.

Las segundas, son pequeños latigazos que nos dan en ciertas zonas, como por ejemplo en el abdomen, en el momento en que estamos haciendo un ejercicio muy intenso.

Tras sufrir ambas, y probar muchos remedios, puedo deciros que lo que mejor me ha ido es la combinación de dos remedios naturales: harpagofito + dolomita (compuesto de calcio y magnesio).

El harpagofito es un antiinflamatorio natural, que no tiene efectos secundarios ni hace daño al estómago. La dolomita es un mineral compuesto de calcio y magnesio, que es muy bueno para reparar el músculo, recuperando la elasticidad y cicatrizando antes.

Obviamente, antes que curar, debemos evitar las lesiones, con un buen calentamiento previo al ejercicio, y unos estiramientos intensos. Y por supuesto, ante la duda debéis consultar al médico, y tener a mano un buen fisioterapéuta que os arregle esos maltrechos músculos 🙂